La depresión, una enfermedad de tratar pero no de curar

Curar la depresión en un 100% no es posible, según expertos, aunque afirman que si es posible tratarla para que el paciente lleve una vida “normal”.

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ponderado la depresión como la causa principal de discapacidad en el cual hay más de 300 millones de personas afectadas. Esta es una enfermedad que afecta más a las mujeres que a los hombres y que, en el peor de los casos, lleva al suicido.

La depresión es una enfermedad que logra magnificarse tanto al punto en el que actividades básicas de la vida diaria como bañarse, comer, levantarse y hasta cepillarse los dientes, resultan imposibles de hacer debido a que se sienten como un esfuerzo increíble. También, en pacientes crónicos, se puede llegar a sentir la sensación de que el dolor nunca terminará.

El psiquiatra Steve Levine, CEO de Actify Neurotherapies (organización creada para mejor la salud mental) indica que la forma de tratar una enfermedad psiquiátrica, como la depresión, es complejo y diferente a como se tratan las enfermedades fisiológicas; por ejemplo, cuando se identifican las causas de algunas enfermedades, es decir, el virus, este mismo lleva a que se descubran las respectivas curas, o sea, los antibióticos.

Levine afirmó a Popsugar que, «en psiquiatría, la mayoría de nuestros diagnósticos, incluida la depresión, son síndromes: colecciones de síntomas que tienden a ir juntos, pero que carecen de una causa completamente comprendida. […] Sin una causa conocida, lo mejor que podemos hacer es aliviar los síntomas y las curas siguen siendo difíciles de alcanzar actualmente”, por lo que el no conocer la causa exacta, limita el tratamiento y por tanto, no es posible curar la depresión en su totalidad.

A pesar de que aún no es posible curar la depresión, se han adelantado estrategias que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Principalmente, es importante asistir a terapia con un especialista y tomar los medicamentos que serán recetados únicamente de ser necesarios. Por otro lado, hacer cambios en el estilo de vida como la dieta, el ejercicio y las horas de sueño, pueden tener cambios significativos en las personas diagnosticadas con la enfermedad.

Para más información ingrese en los siguientes enlaces:

Organización Mundial de la Salud (OMS).

Actify Neurotherapies.

Centro de Tratamiento Banyan.